miércoles

Capítulo 35 - Amor sin fines de lucro

Mariposas estomacales


Y me puse a pensar acerca de las mariposas estomacales, acerca de ese amor sin fines de lucro que te mueve el piso y que te da comezón y no sabes porque… pica, pero pica rico. Esa noche me puse a pensar en ese rico sentimiento que empieza con un “me gusta” sigue con un “te quiero” arriesga con un “quiero estar contigo” y esperando lo mejor, indigestada de ilusión se termina el terremoto, el piso se nos deja de mover y solo quedan heridos y muertos… mariposas muertas o uno que otro ex-novio suicida. ¿Pero… después de eso? ¿Qué sucede? ¿Cuáles son los efectos secundarios? ¿Los daños permanentes? Arrugamos… le ponemos candado a nuestro pechito y un no estacionar a nuestro corazón; metemos el rabo entre las patas, nos damos media vuelta, le huimos al amor y en ese momentos nos convertimos en perros y perras; un "me gustas" nunca vuelve a significar "un te quiero"… y un te quiero le tiembla a la idea de sumarle un “estar contigo”. Nuestro corazón empieza a usar condón y sólo nos queda un grato recuerdo de lo rico que era hacerlo sin protección.


Canción del post : Cuanto mas nos hieren mas miedo tenemos (via Natty W)



De niñas bastaba que un niño nos haga sentir mariposas para creer que era nuestro príncipe azul… hoy en día que un hombre cumpla con una lista de cualidades es garantía amorosa para creer que no nos romperá el corazón. Que si es alto, que si es rubio, que si es flaco, que si es gordo, que si tiene dinero, que si tiene carro, que si es caballero o si es un caballo… cualidades que creemos nos aseguran el éxito. Lástima que te tenga que reventar la burbuja diciéndote algo que probablemente ya sepas y de vez en cuando olvidas… el amor no SE encuentra, el amor TE encuentra y sin pedirte permiso. Si, lo sé… súper FAIL.

Hay mariposas marihuaneras que no dejan de volar, mariposas que no mueren, solo duermen… mariposas adictivas que amamos y tememos. ¿Tememos? Si, dije tememos, inconsciente o conscientemente el “no quiero volver a sufrir” significa un “tengo Raid estomacal en el supuesto caso de empezar a sentir mariposas” y realmente no lo sé, no sé cuándo empezamos a temerle al amor… ¿en la base 2? ¿3? ¿4? ¿Después de múltiples partidas de corazón? ¿O será que fue en el momento que cambiamos las mariposas por una lista de cualidades de nuestra supuesta media naranja perfecta? No estoy segura… solo sé que por mucho miedo que le tengamos a los terremotos, el deseo inconsciente de tener a una persona que nos mueva el piso nunca se esfuma y cuanto más transcurren los años es más difícil encontrar a esta persona. ¿Porque? Porque si de niñas les teníamos miedo a los monstruos, hoy en día le tenemos miedo a las mariposas que se sienten increíblemente bien pero terminan haciéndonos daño. Y si de niños huíamos de los monstruos y luego llorábamos… hoy en día primero lloramos y luego empezamos a huir de ese sentimiento que tanto nos gusta... y en vez de luchar por lo que nos vuelve locos empezamos a conformarnos con lo que nos conviene.


La persona que te vuelve loco y no soportarías perderla Vs. La persona que te conviene y te da seguridad


Pasan los años, pasa el tiempo, el casting del amor de nuestra vida ya no es emocionante y preferimos unirnos a nuestra seguridad y no arriesgar por una ilusión… si, también lo sé, arriesgar por una ilusión casi siempre es pérdida asegurada. Es apostarle todo tu dinero al 0 en la ruleta rusa. Pero a veces pienso que pagaría el precio por volver a sentir maripositas en el estómago. Sin estrategias, sin máscaras, sin plan B y solo porque así lo quiero… por riesgoso que sea no está mal apostarle todo al 0 cada cierto tiempo… pienso. Y aceptémoslo, los momentos amorosos más ricos son esos en los que nos graduamos de estúpidos, no buscábamos razones y puede ser que terminamos sufriendo mas no arrepintiéndonos… pero, sin embargo, el dolor pudo más, nos ganó y de pronto amar sin razones era divertido pero amar con razones se volvió nuestra opción más aburrida aunque a la vez segura.

El dolor pasa… la experiencia queda pero olvidamos que el amor no tiene razones y empezamos a buscar razones para amar. Le buscamos respuestas a preguntas fantasmas. Direcciones a lugares que no existen.


Alguien dijo por ahí: Mientras encontramos a nuestra media naranja podemos comer mandarinas, don’t look for Mr. Right, look for Mr. Right Now y puede ser que si funcione… creo no saber exactamente que es el amor, no sé si el amor es algo exacto en sí, y tampoco sé si sabe igual para todos… pero, si en un examen de la vida me viniera la pregunta:

¿Cómo empieza el amor?

A. Con una lista de cualidades de nuestra media naranja perfecta

B. Con mariposas en el estómago y sin razones inteligentes

Definitivamente marcaría la B y aprobaría el curso del amor. ¿Qué cursi sonó eso no? Pero a veces el amor es así y diario la vida te hace esta pregunta para que tú escojas tu destino. El marcar “A” y tal vez casarte con tu seguridad pero graduarte de aburrida con PHD en cobardía por no arriesgar y volver a amar después de alguna dolorosa experiencia. O “B”… una respuesta tonta y sin razones como esa controversial palabra de 4 letras.

¿Tu cual marcarias?


TWEET de la semana super #TRUE

Si alguien es demasiado amado, se siente atosigado. Y si nadie lo ama, se siente desgraciado.less than a minute ago via web

7 comentarios:

zeven dijo...

sin pensarlo 2 veces, marcaria la B
...dejar que todo fluya, es mi filosofia de vida.

Enzayra dijo...

Sólo he puesto pausa para dedicarme a mí, cosa que no he hecho mucho. Lo que aprendí fue a no hacerme una novela sólo porque alguien me llama o escribe más que los demás. Ahora le pongo freno suave y voy observando sin dar demasiada importancia. Te recomiendo ver "El mismo amor, la misma lluvia" para notar las diferencias entre el amor seguro y el amor iluso.

Marycell dijo...

Es difícil aceptar que se terminó, que las mariposas ya no revolotean más, quizás por cansancio, quizás por flojera... Lo cierto es que somos así, nuestros mecanismos de defensa son mas ágiles que nosotros. Pero tampoco no se puede querer solo la seguridad, para amar rico y de verdad, hay que ser valientes y hacerlo como si jamás fuera a doler.

Angela dijo...

Me gusta mucho el post. Pero se debe tener en cuenta que el amor no solo se queda en las mariposas, o en el romanticismo, o en la cursilería. Si una persona ama debe saber que puede contar con otra persona para los mejores y peores momentos de su vida. Esa persona sabe que no importa como, la otra va a entenderla, y va a estar dispuesta a acompañarla. Y esto debe ser mutuo... de no ser asi, solo se trataría de una ilusión.
Aunque debo apoyarte en algo: los mejores romances comienzan con la opción B :D

Anónimo dijo...

"miramos tanto tiempo la puerta que se nos cerró que no vemos (y/o no queremos ver)las otras puertas que se abrieron para nosotros.."

Tonny dijo...

Pongámonos Durex al corazón!...Pero siempre con su lubricante personal para no haber riezgos...JOJOJO!

Enzayra dijo...

Te lanzo una propuesta para post. Considero que hay dos tipos de hombres-padre:
a. Los que desearon formar una familia porque tal vez no tuvieron una o les gustan los niños.
b. Los que son padres de "casualidad" y se adaptan a la situacion.

Ambos desarrollan algo similar al instinto materno, pero el segundo se ve mas forzado a. Me nacio la idea de ver a los padres pasear o tratar a sus hijos. He visto los que chotean a la esposa y son solo padres y los que chotean a los hijos y/o se resignan (creo mas propensos a tener amantes).

Que opinas?