martes

Capítulo 46 - Una mujer de palabra

AQUI ;)


Gracias a Yovanni Valdivia por el video.

“Hasta aquí llegué. No te esperaré más. No sé qué me espera en el futuro, pero de algo estoy segura… tu no estás en el”


¿Cuántas veces hemos dicho adiós y nuestro adiós se ha esfumado en un beso, una caricia, una mirada manipuladora, bonitas palabras o en la nada? ¿Cuántas veces dijimos hasta aquí y llegamos hasta más allá? ¿Cuántas veces quisimos cortar una relación y solo conseguimos rompernos a nosotras mismas? ¿Cuántas veces pusimos el punto final por fuera mientras por dentro teníamos un punto seguido? pensando, recordando, anhelando, extrañando, tratando olvidar, queriendo regresar… tomándonos café tras café con el pasado.

No existe una universidad de la vida, tampoco una universidad del amor y menos, una universidad del adiós. A la hora de vivir queremos morirnos, a la hora de amar queremos olvidar y a la hora del adiós, volvemos a decir “hola”. Nuestro adiós se escucha pero nunca se ve. Creemos que nuestro adiós amenaza, asusta y hará reaccionar pero solo termina asustándonos a nosotras. ¿En qué momento nos convertimos en “perro que ladra no muerde”? ¿Cómo sucedió?


El adiós verdadero no es el que suena… es el que se ve.

Un punto final es suficiente para terminar con una historia. Dos puntos finales serían ridículos. ¿Y tres? Cuidado. Eso ya es un “Continuará…”


Duele decir adiós, duele si es que realmente hemos amado. Duele si después creemos que no era el momento adecuado. Ahora ¿tendrá un momento adecuado? Creo que sí. Todos tenemos 2 límites, un límite sano y el siguiente límite enfermo. El primer límite es cuando nuestro sexto sentido de mujer en complot con nuestro cerebro nos dice “las cosas está mal, es mejor cortarlas antes que se pongan peor”.

Cuando pasamos ese límite y nuestro corazón quiere arriesgarlo todo, hasta el final, nuestro lado histérico e irracional toma parte y ya empezamos a hacer sonseras por seguir con una relación que solo nos está haciendo daño. Nos tiramos a una piscina sin agua. Vemos lo que queremos ver, traducimos el silencio a nuestra manera, buscamos indirectas cuando tenemos servida en bandeja de plata una sola directa… “ya párala”.

Aquí, en este kilómetro de la relación, es cuando nuestros valores se ven afectados. Llegamos a un límite enfermo donde tendrá que suceder algo muy feo para que uno de los dos masoquistas se anime a decir adiós. Un adiós de esos que no son puntos finales en el libro de nuestra vida, sino arrancadas de hoja.


Es bonito arriesgar todo lo que tenemos, siempre y cuando no arriesguemos a la que lo tiene todo, a nosotras.


Tú decides cuando decir adiós. La mayoría de personas alguna vez conocimos nuestro límite enfermo y está bien, siempre y cuando no se convierta en nuestro hogar, en nuestro estilo de vida.

Debemos ser mujeres de palabra. Lo que decimos es. El hombre pesa a la mujer por el valor de sus palabras. Examínate, cuando dices no ¿es no?

Solo cuando aprendemos a decir NO, nuestros SI toman valor. Sugiere, no provoques.


Graba estas palabras y practícalas frente al espejo con mucha certeza:

¡No! ya te dije que no, punto. (Mirando tranquila a los ojos de la otra persona. Puedes medio sonreir con un poco de amabilidad pero siempre segura de lo que dices)

Si tu sapo sigue insistiendo, no digas mas y saca tu segunda arma, las miradas de "ya dije que no ¿vas a seguir?" si sigue, media vuelta, te vas, lo dejas... el habrá aprendido la lección.


Como Dios, tu y tus palabras son una. Las mejores aliadas.

Aprendamos a hacer lo que decimos. Muchas veces, ni siquiera va a ser necesario que lo digamos, simplemente si queremos o si vemos que es lo mejor para nosotros, ¡hagámoslo! No avisemos para hacer un embargo, no demos tiempo al otro para reaccionar, no esperes una reacción, no lo hagamos para amenazar. Un adiós no es un forzante, un adiós es un punto final. Por nosotras .


Seamos perros que ladran y muerden o simplemente que no ladran pero que si muerden.


Hay piedras con las que no podemos volver a tropezar: Sufrir por alguien, llorar hasta deshidratarnos por alguien, humillarnos, hacernos daño, perder la brújula, sentir que el mundo se acaba.

No permitas que esto se convierta en un estilo de vida. Mujer que se ama, mujer que se respeta, mujer todo terreno no se pierde a si misma por encontrar al “supuesto” sapo de su vida. Si tienes que poner punto final, ponlo, date media vuelta y no regreses más.


Decirle “adiós” a un hombre, es ver a muchos diciéndote “hola” ;)


TWEET de la semana super #TRUE

La verdad es difícil de tragar cuando te estás ahogando en tu orgullo.less than a minute ago via web Favorite Retweet Reply

9 comentarios:

Paz dijo...

Hola! este post me queda como anillo al dedo. Por mucho tiempo intenté mantener mi palabra pero siempre volvía a incumplirla. Pero ya aprendí la lección hace poco y estoy segura que una mujer todo terreno debe hacer valer su palabra. =)
me encanta tu blog! =) desearía que pudieras escribir mas seguido.
Y ya voté por ti. Ganarás =)
Bye.

Anónimo dijo...

Definitivamente eres digna de escuchar y leer. Sin mayor hazaña lograda, gracias a ti aprendí mucho. Es difícil cerrar capítulos, confuso y complicado buscar maneras que no sean olvidar ... Mucha razón tienes. Te felicito y siempre me sentire orgullos con cada logro que tengas. Juanndiego =)

Marlon Molina dijo...

Publicaste muy muy poco seguido hasta que salio ese concurso.

Por la calidad de lo que escribes, deberias hacerlo de una forma mas seguida, o al menos constante.
Ahora que estas participando eres mas frecuente.

Asi no juega Perú.

PD: Buen post. Voto Por ti!

Marlon Molina dijo...

Publicaste muy muy poco seguido hasta que salio ese concurso.

Por la calidad de lo que escribes, deberias hacerlo de una forma mas seguida, o al menos constante.
Ahora que estas participando eres mas frecuente.

Asi no juega Perú.

PD: Buen post. Voto Por ti!

Roberto dijo...

La idea del video es buena, pero la realizacion no lo es, ni siquiera de principiante. tu voz tampoco es la adecuada, demasiado lineal, hasta aburida. Escribir es lo tuyo, sin duda, pero si quieres incursionar en el video debes contar con gente que sepa y te guie, no improvisados que te dejan mal.

Christian Gonzales dijo...

Miles de llantos y alegrias, el subir y el bajar de los enamorados forma el Sol de tus futuros dias,
si tan solo vieramos la dimension de nuestro corazon y nuestro cerebro, y que son del mismo fondo, pero a ambos les tenemos miedo;
debieramos darnos hasta la muerte para complacer a uno y a no amar jamas para complacer al otro.
Con uno te haces viejo experto y con el otro un tranquilo y feliz niño.
Si el valor de las palabras son todo, aprendamos a oirlas de nuestro corazon y el cerebro, pues ambos usan nuestros labios para decir te odio y te amo.
Aprendamos a subir al caballo de nuestros sentimientos y domarlos, entenderlos y caminar con los dos. Pues uno traicionara al otro por nuestra atencion.
Muchas cosas en esta vida se deben romper para dar espacio a otras. Al amar, amen con todo hasta que duela, pues al "morir" sabremos el espacio que tiene realmente nuestro corazon ensanchado y seremos mas observadores cuando otro se ponga a nuestro costado.
Abrir los ojos del corazon debe doler, pues no tiene parpados y hay que hacer cortes y desgarros chocandolo con otro.
Y como seria la vida sin dolor? no seria aburrida? ciega?
Finalmente no seamos tercos, que amar y ser necios tiene una gran diferencia... el tamaño de nuestro ignorante orgullo.
apoyo tu blog.

Lilo dijo...

Paz: Escribiré mas seguido.
Anónimo: Gracias.
Marlon: Te doy la razón. Escribiré mas seguido. Asi si juega Perú :)
Roberto: Lo tendré muy presente. Gracias por la critica constructiva.
Christian: Gracias.
Isis: Quien sabe y tal vez este año gana otro blog :)
Anonymus: Si vivo en 3 paises diferentes y se que alguna persona no será trasendental en mi vida y me muero por darle una probada, pues lo hago. Vive la vida diferenciando lo relevante de lo irrelevante ;)
Gracias por los comentarios, me encantan!

Anónimo dijo...

Hola Lilo, supongo que tus otras actividades te alejan temporalemnte de este blog, sin embargo debes tener enc uenta que has generado un canal de discucion en temas que muchos, o no se atreven a escribir o lo hacenm con demasiado tecnisismo , o muy teoricos.
He sentido en tu voz la falta de fuerza en relacion a las que tienen tus palabras escritas.
Tu imagen es agradable, tienes el factor niña-mujer, pero tu voz no esta de acuerdo con el tenor de las mismas.
hiosvany@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hey, leí tu pagina y me parece interesante, lo malo es que frecuentemente pones a las mujeres como las víctimas de la película, cuando es totalmente todo lo contrario.

Un poco de igualdad (sí, la palabrita que tanto les gusta a ustedes) y neutralidad no vendría mal.